SEICHO-NO-IE DE ESPAÑA

El modo feliz de vivir en armonía con la naturaleza

GRAN SEMINARIO DE LA LUZ

Deja un comentario

IMAGEN PUBLICITARIA SEMINARIO DE LA LUZ

Anuncios


Deja un comentario

Cuando surja un problema

 No debemos tomar decisiones precipitadas. Debemos pensar, con bastante calma, para poder decidir con amor y comprensión. No debemos tomar ninguna actitud movidos por el odio o el miedo. Si actuamos con odio, podremos herir a los demás y a nosotros mismos. Si actuamos llevados por el miedo, solamente nosotros seremos heridos y el prójimo no.  Esto es semejante a cuando un sapo es atraído por la boca de una cobra, siendo atemorizado y magnetizado por su mirada. Es fundamental, apartar el odio y el miedo. Para ello, es necesario que contemplemos con los ojos espirituales la verdadera naturaleza perfecta (imagen Verdadera) de la persona, pensando:” Él es hijo de Dios. Por lo tanto, no es de ninguna manera un mala persona”. Al mismo tiempo, debemos saber que “este es un mundo perfecto creado por Dios. En consecuencia, nada malo nos sucederá”. Por lo tanto, no basta saber, sino mentalizar esto con realismo durante la Meditación  Shinsokan , grabando profundamente en la conciencia la perfección del mundo de la Imagen Verdadera del hombre.

 

 

                                        Invitación a la prosperidad  (1). pag.125-126 

 

                                                     Masaharu taniguchi

CONFERENCIA EN CAMBRILS EL PRÓXIMO 23 DE FEBRERO

Deja un comentario

CONFERENCIA EN CAMBRILS 23022014


Deja un comentario

PROMOCIÓN NAVIDEÑA

 PROMOCION NAVIDEÑA


Deja un comentario

LA RIQUEZA ES FRUTO DEL “AMOR”, DE LA “IDEA” Y DE LA “VIDA”.

BONSAILa “intención de servir al prójimo” es amor. Pero, si nos limitamos a pensar simplemente “quiero servir al prójimo” y no sabemos cómo hacerlo, de nada servirá. Concluimos, entonces, que para concretar la riqueza no es suficiente sentir el amor; él precisa estar acompañado de la “idea” que puede ser llevada a la práctica. Preliminarmente, la “riqueza” no es la “acumulación de materia” y sí la concreción de la “idea para servir al prójimo”. En el “deseo de servir al prójimo”, o sea, el amor acrecentando la idea para concretarlo, la riqueza no es más que la manifestación en el mundo de las formas de esas dos existencias espirituales. Pero, para concretarlas es necesario que se les acreciente la “fuerza vital”. Si tenemos “buena idea para servir al prójimo” y sabemos lo que debe hacerse, pero nos limitamos a eso y no actuamos, ni la idea ni el amor se manifestarán en la forma. Para que se manifiesten en el mundo de las formas es indispensable hacer actuar la “fuerza vital”. Se acrecientan el amor, la buena idea y la fuerza vital- así ellos se concretan y pasan a construir la riqueza infinita. Entonces, si queremos realizar en el mundo terrenal el mundo de la provisión abundante como el propio reino de Dios, debemos “buscar, en primer lugar, el reino de Dios y su justicia”, como dijo Jesús. “Reino de Dios” es el mundo de la Imagen Verdadera, o sea, el mundo que preexiste al mundo del fenómeno y lo que “existe” en este mundo es la “justicia”. Por lo tanto, la “justicia del reino de Dios” es la Sabiduría infinita, el amor infinito, la fuerza vital infinita. Si los buscamos, ellos se manifestarán espontáneamente y se realizarán en forma de riqueza infinita.

         El Amor, la Sabiduría y la Vida son existencias invisibles, o sea, son “existencias mentales”. Toda “riqueza” es la concretización de esa existencia mental y por eso ella no es “materia” propiamente dicha. Su sustancia es la “mente”. Si antes que nada, realizamos la riqueza infinita en al mente, se concretará en el mundo fenoménico la riqueza infinita.

         Para realizar en el “mundo de la mente” la riqueza  infinita no hay medio más eficiente que la Meditación Shinsokan, porque en esa práctica visualizamos el amor, la sabiduría, la vida y la provisión infinitos de Dios como existencias reales y los diseñamos, nítidamente, en la mente. (Fuente: La Verdad de la Vida, vol. 8. Págs. 143-144. Masaharu Taniguchi).

Si desea comprar el libro que contiene este artículo, por favor, visite nuestra librería y póngase en contacto con nosotros. Muchas gracias.