SEICHO-NO-IE DE ESPAÑA

El modo feliz de vivir en armonía con la naturaleza

GRAN SEMINARIO DE LA LUZ

Deja un comentario

Cartel Pontevedra

Anuncios


Deja un comentario

EL PODER DE LA IMAGINACIÓN ES MÁS FUERTE QUE EL DE LA VOLUNTAD

MAN WITH IMAGES CIRCLING HEADGeneralmente los enfermos piensan: “Quiero curarme”, pero hay muchas personas que no se curan. De otro lado, hay quienes se curan hasta con medicamentos falsos o que han expirado cuando los emplea la fe de que “se restablecerá con ese fármaco”. Coué  observó atentamente este hecho. Notó que el “quiero curarme” es la voluntad, y el “me curare” es la fe o el poder de la imaginación. La “voluntad” sola no puede concretizar el deseo de curarse, pero la “fe” o la “imaginación” de cuando se dice: “Me curare” concretiza la cura. Coué descubrió que la cosa deseada no se concretiza cuando la “voluntad” y el “poder de la imaginación” están divorciados. La tentativa de  dominar por la fuerza de la voluntad un pensamiento contrario, sólo servirá para aumentar y fortalecer aún más el pensamiento que se desea dominar.

 

                      INVITACIÓN A LA PROSPERIDAD VOL.2 PAG.102-103

                                      MASHARU TANIGUCHI

CONFERENCIA EN CAMBRILS EL PRÓXIMO 24 DE NOVIEMBRE 2013

Deja un comentario

CONFERENCIA EN CAMBRILS 24112013


Deja un comentario

¿QUE DETERMINA EL DESTINO DEL HOMBRE?

BONSAIEL DESTINO DEL HOMBRE ES DETERMINADO POR LA DECISIÓN DEL INCONSCIENTE QUE AFLORA, DE SÚBITO, A LA MENTE.

         Sea una persona de éxito o fracasada, pobre o rica, depende en último análisis de la alternativa por la cual la persona opta, a través de la “idea que surge de repente”. ¿Y de dónde proviene esa “idea que surge de repente”?. En la mayoría de los casos, por más que conscientemente haya argumentaciones, en lo íntimo una fuerza extraña, “incontrolable”, va arrastrando a la persona, llevándola a una decisión. Por eso, aunque conscientemente la persona esté pensando “Quiero mucho dinero para mi mantenimiento”, si en el fondo del subconsciente está acumulada la idea “Quien es rico no puede ir para el Cielo; yo, como quiero ir para el Cielo, no puedo hacerme rico”, el subconsciente determina eso al inconsciente (la idea que surge de repente) de esa persona, y la hace pobre, aun contrariando el deseo del consciente.

Por eso, para hacerse rica, es preciso que la persona lea frecuentemente libros que contienen la Verdad, según la cual Dios es amor infinito y le place proveer a los hombres infinitamente, eliminando así el “complejo de pobreza” (pensamiento erróneo de querer ser pobre) alojado hasta entonces en el subconsciente y, en su lugar, cultivar el pensamiento: “Yo soy hijo único de Dios que es poseedor de riqueza infinita”.

         A medida que fui leyendo la Sutra de Loto ya mencionada, la Biblia, los libros de pensadores iluministas americanos, la idea que yo mantenía hasta entonces de que “solamente el pobre consigue la salvación de Dios” fue siendo expulsada de mi subconsciente, poco a poco. La idea de que “enriqueciéndome será castigado por Dios”, que dominaba, fue siendo sustituida por la idea de que “si no me enriquezco, estaré siendo ingrato a Dios, pues así no estaré concretando la Vida ilimitada y magnífica”. Para volver ricos a los hombres y hacerlos vivir una vida abundante, no hay otro medio sino divulgar ese pensamiento. Fue por este motivo que comencé a publicar la revista Seicho-No-Ie, destinada a trasmitir esa Verdad. Este fue el punto de partida de Seicho-No-Ie, el movimiento de divulgación de la Verdad, que está propagándose en el mundo entero. (Fuente: Libro: La Verdad de la Vida. Vol. 8. Págs. 153,154. Masaharu Taniguchi).